DIRECCIONES NACIONALES Direccion Nacional de Busqueda
IMPRIMIR PAGINA ENVIAR A UN AMIGO
La Dirección Nacional de Búsquedas de la Cruz Roja, tiene como finalidad, ayudar a localizar la familia de aquellas personas que por circunstancias de guerra, desastres naturales u otras situaciones imprevistas, hayan perdido contacto con la misma.

Justificación
Las funciones a las que está llamada la Dirección de Búsqueda de la Cruz Roja Venezolana, obedecen a la necesidad de dar cumplimiento al programa oportunamente diseñado por el Comité Internacional de la Cruz Roja conjuntamente con la Agencia Central de Búsqueda que tiene como meta la funcionalidad de un medio directo de comunicación con la colectividad más vulnerable, destinado a poner en práctica la labor social de atenuar el sufrimiento moral de los que confían en la Cruz Roja para obtener noticias de sus familiares separados y cuya suerte ignoran, y es en este campo donde se manifiesta la bondad de Servicio Internacional de Búsqueda, estructurado por las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y cuya consecuencia a sido la preservación en el tiempo de las gestas iniciales cuando surgió como un servicio de información , convirtiéndose más tarde en la portentosa red mundial que la Cruz Roja puso a la disposición de todos aquellos que solicitan calmar la ansiedad y la angustia de tener familiares separados.

La Cruz Roja Venezolana acogió esas ideas y las mismas constituyen el eje del sistema operativo de la unidad encargada de llevar en práctica las recomendaciones de la Federación y el CICR consignadas a través de la Agencia Central de Búsqueda.

Objetivo General.

Lograr la Búsqueda de personas desaparecidas en el Territorio Nacional o en el ámbito Internacional, cuyos familiares hayan solicitado los servicios de la Cruz Roja Venezolana.

Objetivo Específico.

Mejorar la situación de las personas que hayan perdido familiares en desastres, conflictos bélicos o civiles.

Historia (breve reseña)

«Un cabo, de unos veinte años, de rostro afable y expresivo, (...) había recibido un balazo en el costado izquierdo; su estado ya no permite la esperanza, y él lo sabe muy bien; así pues, tras haberle ayudado a beber me lo agradece, y con lágrimas en los ojos, añade: «Ah, señor, ¡sí pudiera usted escribir a mi padre, para que él consuele a mi madre!» Tomé la dirección de sus padres y pocos instantes después, había cesado de vivir». «Los padres, que vivían en rue d'Alger, Lyon, y de quienes este joven, enrolado como voluntario era hijo único, no recibieron más noticias que las mías:

su hijo habría sido dado como tantos otros, por «desaparecido».

(Henry Dunant, Recuerdo de Solferino, 1862).

1864 – El Convenio de Ginebra no contiene disposición alguna relativa a los prisioneros no heridos. A esta gestión histórica del CICR siguieron otras medidas en favor de las víctimas.

1870 – Nace la primera Oficina de Información sobre Prisioneros de Guerra.

1877 – Las victimas de la Guerra Ruso-Turca se benefician de una asistencia similar.

1912 – Tras la guerra de Los Balcanes, el CICR gestiona por primera vez el envío de Tarjetas de Captura a las Sociedades Nacionales de los 5 estados beligerantes. Además, el CICR tuvo problemas con la lingüística y la fonética.

1914 - 1918 – Estalla la Primera Guerra Mundial y tras este conflicto el CICR funda la Agencia Internacional de Prisioneros de Guerra. Se recibieron millones de mensajes, vinieron 120.000 personas buscando información, se abrieron 7 millones de expedientes.

1936 – Durante la Guerra en España, se hacen las primeras búsquedas en terreno. Se acepta ampliamente el formulario de Mensaje Cruz Roja.

1936 – Durante la Segunda Guerra Mundial, se abre oficialmente la Agencia Central de Prisioneros de Guerra. El CICR presta total apoyo técnico de la época para el manejo de los registros.

1940 – Para esta fecha el CICR había convencido a casi todos los beligerantes a usar la Tarjeta de Captura de la Cruz Roja ya que facilitaba la administración de la información.

1960 – Es creada en Ginebra, Suiza, la Agencia Central de Búsquedas.

La Dirección de Búsqueda, nace con el fin de cumplir una labor social de atenuar el sufrimiento moral de las personas más vulnerables que buscan una manera de obtener noticias de familiares separados cuya suerte ignoran y en Cruz Roja encuentran esa mano amiga que les permite cumplir su esperanza.

Misión

La Dirección de Búsquedas del MICR-MLR, a través de un grupo de voluntarios apoyados en los siete principios fundamentales de nuestra Institución, tiene como propósito principal reunificar los lazos familiares en el mundo y aliviar el sufrimiento psicoemocional provocado por eventos naturales, políticos o de conflicto.

Visión

Ser una dirección líder a nivel mundial en la labor humanitaria de la reunificación de lazos familiares.

Valores

Ser ente integrador, creativo, participativo y asertivo en la toma de decisiones; pilar fundamental en la estrategia comunicacional para el libre desenvolvimiento y alcance del éxito de nuestra labor; por lo cual esperamos brindar apoyo y entendimiento para que cada día nos fortalezcamos más ante el mundo entero.

Funciones

-Mensajes Familiares y Mensajes de Buena Salud.

­Reunificación de Familias.

­ Entrega de Socorros.

­ Búsqueda de Personas.

­ Solicitud de Medicamentos.

Con el propósito de “proveer información e intercambiar noticias entre familiares durante las emergencias” y/o cuando las comunicaciones normales han sido interrumpidas, la Agencia Central de Búsquedas (ACB) a través de sus sedes en todas las Sociedades Nacionales, contribuye a aliviar la ansiedad y el sufrimiento emocional de las personas afectadas y a facilitar la reunificación familiar.

Para lograr este propósito la ACB centra sus actividades en las siguientes acciones:

  • Solicitudes de Búsquedas.
  • Reagrupación familiar.
  • Intercambio de mensajes familiares.
  • Gestión de traslados a Venezuela de Militares USA.
  • Gestión de visitas familiares a Cuba y Vv.
  • Tarjetas de Buena Salud.
  • Gestiones para entrega de Socorros.
  • Solicitudes de medicinas no existentes ni fabricadas en el país.

Para ello, la ACB dirige sus actividades en dos situaciones:

  • Actividades en tiempos normales, llevada a cabo por las SN y el CICR en tiempos de Paz, favoreciendo el intercambio de noticias y mensajes entre familias, cuando las comunicaciones normales han sido interrumpidas, manteniendo permanentemente contacto con las OG´s y ONG’s.
  • Actividades en tiempos de Emergencia, llevada a cabo por las SN, CICR la FICRMLR y otras SN en tiempos de Conmoción Interna (Desastres naturales, Conflictos armados, disturbios). Proporcionando información e intercambiando noticias entre familiares durante las emergencias, cuando las comunicaciones normales han sido interrumpidas, contribuyendo a aliviar la ansiedad y el sufrimiento emocional de las personas afectadas

Las ACB´s se basan en lineamientos, estrategias y recursos que permiten a sus voluntarios ejercer sus funciones, cumpliendo asi con los principios de Humanidad e Imparcialidad.